Entradas

Imagen
Es imposible difundir la paz si no se posee también. Cuando uno está verdaderamente en paz tiene que extenderla a los demás, pues tal es la ley de extensión. Por lo tanto, la manera de convertirnos en pacificadores es estar en paz con nosotros mismos. El foco de interés siempre se basa en qué somos, no en qué hacemos. Sin embargo lo que refuerza la creencia en lo que somos es enseñarlo
Así, el Curso establece como la segunda lección del Espíritu Santo: “Para tener paz, enseña paz para así aprender lo que es”. Enseñar es aprender,  …y por consiguiente, no existe ninguna diferencia entre el maestro y el alumno… Enseñar es demostrar. … De tu demostración otros aprenden, al igual que tú… No puedes darle nada a otro, ya que únicamente te das a ti mismo, y esto se aprende enseñando (M-in.1:5; 2:1,3,6). Juntos recorremos el camino de la salvación: aprendemos el perdón a medida que lo enseñamos, y al haber sido perdona-dos, continuamos perdonando.  La paz es el efecto que naturalmente tiene …

Tener Fe

Imagen
Tener fe es ver a tu hermano tal como es y no como tus ojos lo ven, es confiar en que tu hermano es parte de ti, Puro Amor y que lo que los ojos de tu cuerpo ven sólo es una ilusión. Si no hay nada externo a ti, todo lo que ves eres tú mismo. No hay nada externo a ti. Esto es lo que finalmente tienes que aprender, pues es el reconocimiento de que el Reino de los Cielos te ha sido restaurado. Pues eso fue lo único que Dios creó, y Él no lo abandonó ni se separó a Sí Mismo de él. El Reino de los Cielos es la morada del Hijo de Dios, quien no abandonó a su Padre ni mora separado de Él. El Cielo no es un lugar ni tampoco una condición. Es simplemente la conciencia de la perfecta unicidad y el conocimiento de que no hay nada más: nada fuera de esta unicidad, ni nada adentro.* La unicidad está en la mente, los cuerpos unicamente afirman que esa unicidad no es posible y que en cambio lo que existe es la individualidad. Separan pero no unen, buscan la unión pero la unidad sólo es posible en l…

Los tres pasos del perdón

Imagen
• Primero la causa debe ser identificada. Este es el primer paso.
• Luego hay que dejarla ir.Este es el segundo paso.
• De manera que pueda ser reemplazada. Este es el tercer paso.
Los dos primeros pasos en este proceso requieren nuestra cooperación, el tercero no (tus imágenes ya han sido reemplazadas, y al tomar los primeros dos pasos te darás cuenta de que ha sido así). 
• Primero la causa debe ser identificada. Este es el primer paso. Identificas la causa del problema.

Tu crees que estás atrapado en un mundo, tú crees estar atrapado en una situación en la cual tú eres la víctima inocente, y que no tienes control sobre ello. El milagro te dice que la causa de tu angustia no está en tu cuerpo, no está en el mundo, no tiene nada que ver con la situación en la que te encuentras, no está en tus relaciones. La causa del mundo está en tu mente que ha elegido al ego como su guía en vez de al Espíritu Santo. Ese es el primer paso, identificar la causa.
• Luego hay que dejarla ir. Este es el…

Deshaciendo el ego

Imagen
«No le tengas miedo al ego. Él depende de tu mente, y tal como lo inventaste creyendo en él, puedes asimismo desvanecerlo dejando de creer en él.»
"—Cada vez que elijo ver a la gente tal como el Espíritu Santo quiere que la vea en lugar de cómo quiere el ego, doy un paso en el camino de vuelta a casa.
—Sí. Piensa en la analogía hindú de deshacer el ego. Es como pelar una cebolla. Adaptando esa analogía a nuestros propósitos, digamos que perdonas a alguien, en el sentido que el Curso da a esa palabra. Es como pelar una capa de una cebolla, o en este caso, una capa del ego. Tal vez te parezca que no ha ocurrido nada. ¿Por qué? Cuando pelas una capa, el resto sigue teniendo el aspecto de una cebolla. Sigue teniendo el mismo aspecto. Pero en realidad no es igual, porque una de sus capas ha sido pelada.

Ahora bien, digamos que eres perseverante. Tal vez, ocasionalmente tienes experiencias de paz profunda que te animan. O tal vez ocurre algo que en el pasado habría hecho que te sintier…

Practicando el perdón

Imagen
Cada acto de perdón deshace el ego, y el Espíritu Santo retira los bloqueos que te impiden tener conciencia de Dios, o sentir la presencia del espíritu. Los bloqueos son esos muros de culpabilidad en la mente que te alejan de la conciencia de lo que realmente eres.
Vamos a darte dos procesos mentales de perdón que queremos que practiques. Queremos que te apliques uno de ellos a ti mismo y deberías usar el otro para practicar con los cuerpos que ves como si estuvieran fuera de ti. En realidad todos los cuerpos son lo mismo, pero te vamos a dar esta idea para que tengas a alguien con quien practicar cuando no haya nadie a tu alrededor. Puedes pensar en ti mismo mientras dices el primero o tal vez puedes repetirlo mientras te miras al espejo. Ése sería un momento ideal para pronunciar estas palabras:

Soy espiritu inmortal, este cuerpo sólo es una imagen no tiene nada que ver con lo que yo soy.
Eres una persona típica, en el sentido que tienes tendencia a proyectar tu culpabilidad inconsci…

La culpa inconsciente

Imagen
Cualquier concepto de castigo significa que estás proyectando la responsabilidad de la culpa sobre otro, y ello refuerza la idea de que está justificado culpar.* Tu culpa inconsciente es la que hace que veas a tu hermano como culpable cuando en verdad es tan inocente como tú lo eres. ¿De qué te culpas? Esta es una culpa muy profunda que llevas grabada en tu interior, la de haberte separado de Dios. Pero no recuerdas que eso jamás sucedió y Dios te ofrece la Luz del Espíritu Santo para que lo recuerdes, a través del perdón.

Sanar esta culpa inconsciente con el perdón te ayudará a comprenderte a ti mismo y a verte como realmente eres. Perdona todo aquello que ves como culpable pues no es real. Todo lo que te rodea es parte de ti, Amor Perfecto. El velo que te fabricaste te impide ver esto, pero a medida que perdones esta ilusión podrás percibir lo que te está esperando tras el velo. Existe una clase de experiencia tan diferente de todo lo que el ego pudiera ofrecerte que nunca más querrá…

Tener 'malos recuerdos'

Imagen
Cuando surja un recuerdo del pasado que te haga sentirte mal, deberías recordar lo que dice el Curso sobre su finalidad. Es para perdonar, como cualquier otra cosa negativa. 
No importa si lo que está en tu mente es del pasado, del presente o del futuro.  Todo es lo mismo porque todo es falso.
Tener malos recuerdos es una forma de lo que el Curso denomina divagaciones mentales. Recuerda que dice: «Eres demasiado tolerante con las divagaciones de tu mente, y condonas pasivamente sus creaciones falsas».  Al ego le encantan esas divagaciones, y los malos recuerdos son una manera genial de mantenerte atascado en la identificación corporal, porque los sentimientos que acompañan a los malos recuerdos te hacen pensar que todo fue verdad, lo cual significa que todo lo que recuerdas realmente ocurrió. Esto, a su vez, hace que todo sea real. ¡Pero el Espíritu Santo te dice que nada lo es! 
Entonces, ¿cómo perdono el pasado? 
Del mismo modo que perdonas lo que tienes ahora mismo delante de la car…

El Padrenuestro

Imagen
"El Padrenuestro solo es como una introducción, una manera de prepararte mentalmente para estar con Dios. La verdadera oración consiste en quedarse en silencio y unirse a Dios en perfecta unicidad, perderse en el amor de Dios. Estás como en un estado de gratitud y completa abundancia, porque en la unicidad perfecta lo tienes todo. En la totalidad no puede faltar nada. 
Es otra manera de deshacer la separación.".*
Perdónanos nuestras ilusiones, Padre, y ayúdanos a aceptar nuestra verdadera relación Contigo, en la que no hay ilusiones y en la que jamás puede infiltrarse ninguna. Nuestra santidad es la Tuya. ¿Qué puede haber en nosotros que necesite perdón si Tu perdón es perfecto? El sueño del olvido no es más que nuestra renuencia a recordar Tu perdón y Tu amor. No nos dejes caer en la tentación, pues la tentación del Hijo de Dios no es Tu Voluntad. Y déjanos recibir únicamente lo que Tú has dado, y aceptar solo eso en las mentes que Tú creaste y que amas. Amén.*

¿Quién camina a mi lado?

Imagen
No puedes caminar por el mundo separado de Dios porque no podrías existir sin Él. Él es lo que tu vida es. Donde tú estás, Él está. Hay una sola vida. Ésa es la vida que compartes con Él. Nada puede estar separado de Él y vivir.
Y ahí donde Él está tiene que haber santidad así como vida. Él no posee ningún atributo que no comparta con todas las cosas vivientes. Todo lo que vive es tan santo como Él, pues lo que comparte Su vida es parte de la Santidad y no puede ser pecaminoso, de la misma manera en que el sol no puede elegir ser de hielo, el mar estar separado del agua o la hierba crecer con las raíces suspendidas en el aire.
Hay una luz en ti que jamás puede extinguirse y cuya presencia es tan santa que el mundo se santifica gracias a ti. Todo lo que vive no hace sino ofrecerte regalos y depositarlos con gratitud y alegría ante tus pies. El aroma de las flores es su regalo para ti. Las olas se inclinan ante ti, los árboles extienden sus brazos para protegerte del calor y sus hojas tap…

La magia

Imagen
Hacer magia, según UCDM, es tratar de curar una ilusión con otras ilusiones, como por ejemplo intentar sanar el dolor con medicinas o cirugía. Es un método que la mayoría de las personas suele utilizar para curarse porque escuchan a su ego y no a su espíritu. El ego se atribuye poderes insensatos, en este caso que algo externo puede curar al cuerpo y cuanto más lo escuchas más lo refuerzas, cuando en verdad Espíritu es lo único que hay.
Lo que el ego dice que existe es sólo una ilusión. No es verdad. Eso solo lo puede pensar una mente que no está sana, la mente sana no puede concebir atacar a nada ni a nadie. El ego se castiga a sí mismo creyendo que así Dios le castigará menos. Le da atribuciones a Dios que no son reales con la intención de usurpar sus funciones, pues reconoce que sólo se puede confiar en una lealtad absoluta, y prefiere que sea a él (al ego) a quien se le escuche. Y si tu intención es no recurrir a la magia el ego te recompensará con miedo. Se valdrá de mil modos p…

Uno con Dios

Imagen
«La canción olvidada»
Escucha... tal vez puedas captar un leve atisbo de un estado inmemorial que no has olvidado del todo; tal vez sea un poco nebuloso, mas no te es totalmente desconocido: como una canción cuyo titulo olvidaste hace mucho tiempo, así como las circunstancias en las que la oíste. No puedes acordarte de toda la canción, sino solo de algunas notas de la melodía, y no puedes asociarla con ninguna persona o lugar, ni con nada en particular. Pero esas pocas notas te bastan para recordar cuán bella era la canción, cuán maravilloso el paraje donde la escuchaste y cuánto amor sentiste por los que allí estaban escuchándola contigo.
Las notas no son nada. Sin embargo, las has conservado, no por ellas mismas, sino como un dulce recordatorio de lo que te haría llorar si recordases cuán querido era para ti. Podrías acordarte, pero tienes miedo, pues crees que perderías el mundo que desde entonces has aprendido a conocer. Sin embargo, sabes que nada en este mundo es ni la sombra de…